lunes, 24 de septiembre de 2018

Mudanza con perros

Servicio de Mudanzas
Los perros son nuestros mejores amigos. Un cambio de casa puede resultar muy estresante para nuestra mascota, su lugar es “su” territorio y dejarlo lo puede llenar de ansiedad.  Podemos hacer que este cambio sea más fácil, sólo hay que ayudarle a nuestro amigo a prepararse para este importante evento.

Es importante poner límites claros a nuestra mascota, no varíes su rutina. Los paseos diarios y a la misma hora son un ejemplo de esto. Es muy probable que te lleves a tu perro en una transportadora, por lo que es buena idea irlo acostumbrando a ella, obligarlo a entrar puede ser contraproducente. 

Prepara un juguete kong (Juguete de hule con el centro hueco donde se puede poner un relleno apetitoso) rellénalo con queso crema o mantequilla de maní y que al centro haya algo de olor penetrante y sabroso como el tocino, dáselo a oler a tu perro y arrójalo a la jaula, cierra la puerta y no lo dejes entrar. Repite este ejercicio varias veces al día, así generarás en tu amigo un deseo por entrar en su jaula para obtener su premio.

Lava a tu perro al veterinario para un chequeo general de salud, de esta manera podrás saber a tiempo si está en condiciones de realizar el cambio de casa. Adquiere antes de la mudanza una placa con tu nueva dirección, es de vital importancia que esos datos estén actualizados.

Los perros son territoriales, sus juguetes, su cama, sus cobijas, tienen un olor muy particular que aman. No laves nada, ellos necesitan llevarse su territorio con ellos. Si puedes entrar antes a tu nueva casa, es buena idea que lo lleves varias veces a reconocer el nuevo espacio y a marcarlo con su olor.

El día de la mudanza, arregla que tu amigo canino se quede en casa de amigos, familiares o en una pensión canina. Para cambiarte contratarás un servicio de mudanzas con personal, para tu amigo estas personas son extraños que se introducen en su espacio y se llevan las cosas, es mejor que no estén presentes porque pueden estresarse.

Al terminar la mudanza y antes de llevar a tu perro, esconde premios por toda la vivienda, buscarlos hará que tenga una buena experiencia, deja que explore su nuevo espacio, delimita bien las áreas donde puede estar, elige un punto cómodo y cálido donde tu perro pueda escuchar a la familia para que sea su dormitorio, de la misma manera es importante que su comida y agua estén accesibles para él todo el tiempo.

Establecer rápidamente la nueva rutina es la mejor manera de que tu perro no se estrese para que pueda adaptarse a su nuevo hogar y recuperar su sentido de plenitud y pertenencia. Así tu nuevo hogar será también el de tu mejor amigo.

Consulta nuestros Servicios de Mudanzas 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La importancia de empacar los muebles

Los muebles no están hechos para moverse y siempre son lo más susceptible a dañarse en una mudanza. Es por esto que es una gran idea empa...