Cómo asegurar que tus libros no se dañen en una mudanza.


Si eres un lector ávido seguro cuentas con una interesante biblioteca personal y debe estar entre tus posesiones más preciadas, moverla en una mudanza puede ser complejo, pero si empacas tus libros con cuidado no hay ninguna razón para que se dañen.

Una mudanza es un momento ideal para depurar cosas que ya no utilizamos, esto también es cierto para los libros, volúmenes con información desactualizada como libros de texto escolares son un excelente ejemplo de lo que se puede desechar.

El segundo paso es hacer un inventario, existen aplicaciones que te permiten digitalizar tu inventario de libros escaneando sus códigos ISBN. Agrega de forma manual tomos viejos que no cuenten con este código e imprime la lista.

Lo siguiente que quieres hacer es separar los títulos en categorías y acomodarlos en cajas, anota al exterior cuantos libros empacaste y sus categorías.

Antes de meter tus libros en cajas, consigue ligas en una tienda de material de oficina y asegura las tapas para que no se abran al manipularlos, también te sugerimos incluir en cada caja bolsillos de material secante para evitar la humedad.

Utiliza cajas pequeñas, piensa en una enorme caja llena de libros, sería demasiado pesada y corres el riesgo de que se rompa al moverla, en cambio muchas cajas pequeñas son más ligeras y fáciles de mover.

Si tienes libros valiosos como primeras ediciones o libros dedicados, no los empaques, llévalos contigo en el auto o transporte familiar, sin duda será el lugar más seguro para ellos.

Si vas a almacenar tus libros por largos periodos de tiempo es vital que te asegures de que sea en un lugar que ofrezca las condiciones de humedad y temperatura adecuadas para evitar el crecimiento de hongos y plagas en ellos.

Un tip de bajo costo es adquirir bolsas de compresión que permiten extraer todo el aire de su interior utilizando la aspiradora, los libros se deterioran en contacto con el oxígeno y la humedad por lo que meterlos en estas bolsas puede ser una solución a corto plazo.

De ser posible, en vez de utilizar cajas de cartón usa contenedores herméticos además de las bolsas. También asegúrate de que la bodega no esté en un lugar con temperaturas extremas y que sea una instalación especializada en el almacenaje de este tipo de cosas.

Los libros son objetos que se deterioran inevitablemente, pero siguiendo estas medidas podrás conservarlos muchos años en buen estado.

En Mudanzas Cubero somos expertos en todo lo relacionado a las mudanzas y podremos ofrecerte la mejor opción para mudanzas locales y foráneas. Conoce más sobre servicios de mudanza.


Comentarios

Entradas populares