lunes, 24 de septiembre de 2018

Aprende a reducir el estrés cuando te estás mudando.

Servicio de mudanzas
Mudarse es muy estresante, implica una gran cantidad de trabajo y la mayoría de las personas no saben por donde empezar. Al acercarse la fecha de la mudanza, el estrés es cada vez más fuerte pues dudas poder estar listo para irte antes de que lleguen por tus cosas.

La clave para no estresarse es organizarse. A continuación hablaremos de algunos pasos que puedes seguir para alcanzar el nivel óptimo de eficiencia el día de tu mudanza y así evitar el estrés.

Empieza a preparar tu mudanza desde el día en que confirmes que te cambiarás de casa. Entre menos tiempo tengas para organizarte, más estresado te vas a sentir. Esto porque una mudanza consume tiempo y trabajo que tienes que mezclar con el trabajo usual de tu vida cotidiana, por lo que si puedes distribuir estas tareas entre más días, será más fácil.

Si tienes suficiente tiempo, ahora toca cotizar servicios de mudanza, elegir a las personas correctas es una fuente muy poderosa de estrés, en primer lugar porque hay muchos servicios, pero la principal razón por la que puedes sentirte abrumado es saber si puedes pagar el servicio que necesitas. Lo mejor es pedir a un representante de cada servicio de mudanzas que visite tu hogar para que pueda darte un presupuesto acertado. Pedir un presupuesto por teléfono o internet no es una buena idea, siempre resultará en costos adicionales.

Organizar tus cosas también es una forma de reducir el estrés. Haz una lista de todo lo que tienes que hacer. ¿Qué materiales para empacar tienes que comprar? ¿En qué categorías vas a dividir tus cosas? ¿Empacarás tú? ¿Contratarás un servicio de empaque? Contratar un servicio de mudanzas con empaque es muy práctico ya que ellos traen lo que necesitan para empacar y lo único que tienes que hacer es realizar un inventario y acomodar bien tus cosas.

Pide ayuda. Una mudanza es demasiado trabajo para una sola persona y no hay nada de malo en pedir a tus amigos y familiares que participen en el proceso de mudanza. Lo único que debes hacer es empezar a preguntarles con suficiente anticipación para que puedan agendar tu mudanza sin interrumpir su rutina.

Escombrar también te va a dar tranquilidad. Una mudanza es el momento ideal para revisar tus cosas y desprenderte de lo que ya no usas y sólo te ocupa espacio. Estas cosas que ya no sirven van a significar materiales y costos adicionales. Revisa tu ropa, lo que no has utilizado en un año sácalo, igual los libros, papeles viejos, revistas. Separa todo en tres categorías: Vender, donar, tirar y asegúrate de que esté hecho antes de que llegue el día de mudanza.

Siguiendo un orden y un proceso, tu mudanza no tiene porque ser motivo de estrés.

Cotiza con nosotros y realiza tu Servicio de mudanzas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

La importancia de empacar los muebles

Los muebles no están hechos para moverse y siempre son lo más susceptible a dañarse en una mudanza. Es por esto que es una gran idea empa...