martes, 30 de enero de 2018

Los errores más comunes al mudarte

Servicios de Mudanzas



Dejar atrás una casa en la que se construyeron memorias entrañables o la ciudad que ha sido tu hogar durante toda tu vida puede ser una experiencia psicológicamente compleja y demandante. Si a eso se le agrega todo el estrés que ocasiona buscar un buen proveedor de servicios de mudanza y el tener que empacar cajas y cajas de objetos, libros, ropa, etcétera, entonces la idea de mudarse puede parecer una situación casi traumática.
Llegar a un nuevo hogar debe ser un placer, una nueva aventura con muchas posibilidades de cambio y de crecimiento personal. Esto puede lograrse si se evitan ciertos errores comunes antes, durante y después de la mudanza. A continuación encontrarás una lista de los errores que se cometen con mayor frecuencia y que impiden que la mudanza sea una experiencia agradable y emocionante.

1. No hacer las cosas con tiempo. La prisa no es buena consejera. Esto es cierto para la mayor parte de las áreas de la vida, incluso para mudarse. La tarea de empacar debe comenzar alrededor de tres semanas antes del día de la mudanza. Dejar las cosas para el último momento significa caos, desorden y estrés. En el caso de una mudanza, la falta de orden puede ser catastrófica y una verdadera pesadilla.

2. No saber el costo. Antes de comenzar a cargar tus muebles en el camión de la mudanza, asegúrate de saber cuál será el costo del servicio. Lo mejor es tener al menos un estimado del precio. Las mudanzas usualmente cobran por distancia y por volumen, aunque pueden tener cargos extra.

3. No cuidar las cosas valiosas. Objetos de gran valor, como joyas, documentos, colecciones de monedas, libros raros, dinero, cosas con valor sentimental, etcétera, no deben irse en el camión de la mudanza, sino con sus dueños.

4. No tener un kit de supervivencia. El kit de supervivencia es la última caja que debe empacarse en la vieja casa y la primera que debe abrirse en el nuevo lugar. Las cosas de esa caja funcionan como un kit de supervivencia porque permiten que los días de transición transcurran con facilidad. En esta caja puedes meter pijamas, algunas cobijas, el mapa de tu nueva ciudad, toallas, cepillos de dientes, café, papel higiénico, etcétera.

5. No hacer un inventario. Para tener una mudanza ordenada y organizada, se debe hacer un inventario de los objetos empacados y del total de cajas armadas. Esto permite asegurarse de que todo llegue al destino.

6. No contratar a profesionales. Para lograr que la transición de un hogar a otro sea suave y sin problemas, lo más importante es encontrar a un proveedor de servicios de mudanza que ofrezca profesionalidad y experiencia. En este caso, el precio no lo determina todo: con frecuencia, los servicios económicos pueden terminar por costar más. 

Recuerda que un servicio tiene que ser 100% profesional, "lo barato sale caro", contrata a los profesionales en mudanzas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

La importancia de empacar los muebles

Los muebles no están hechos para moverse y siempre son lo más susceptible a dañarse en una mudanza. Es por esto que es una gran idea empa...